Crisis global: ¿dónde estaban los directorios?

 

Marcos Bertin, Socio de Voyer International a cargo de Corporate Governance

Publicado en Cronista.com el 13 de mayo de 2009
Los que conocen bien el tema del gobierno corporativo (corporate governance) se preguntan dónde estaban los directorios de tantas empresas, bancos y financieras que autorizaron inversiones especulativas de dinero fácil y remuneraciones escandalosas, permitiendo que las gerencias cometieran gruesos errores en la gestión de los riesgos, al caer en tentaciones de modas que los franceses bautizaron “moutonnier” o de “manada”.

Es todavía muy pronto para identificar a las empresas que sobrevivirán, en buenas condiciones, a esta gran crisis. Pero seguramente serán aquellas que cuentan con una muy buena gerencia y directorios profesionales, muchas más de las que vemos en las noticias de todos los días.

Son numerosos los casos exitosos sobre los cuales existe bibliografía, incluyendo las funciones de sus directorios y su constitución, tal como establecen los códigos de mejores prácticas indicados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y el Instituto Argentino de Gobierno Corporativo (IAGO) en nuestro país, y la Asociación Estadounidense de Directores Corporativos (NACD) y el Instituto Brasileño para la Gobernanza Corporativa (IBGC), por citar sólo algunos ejemplos. Todos estos entes cuentan con un amplio banco de conocimientos y en el caso de la NACD con una gerente para su gestión.

La función de un directorio profesional, que debe estar integrado también con directores independientes, incluye vigilar y guiar a la gerencia, aprobar planes y presupuestos y controlar que se cumplan. Debe incluir todas aquellas funciones que generen una imagen de transparencia, políticas que aseguren la satisfacción de clientes, personal y proveedores -no sólo de los accionistas e inversores-, la solidaridad con la comunidad y una excelente calidad de productos y servicios a precios razonables.

A estas empresas, el mercado las premiará. Las otras, si sobreviven, deberán afrontar muy serias dificultades.